Manual del cristiano lleno del Espíritu – Introducción

Fundamentos bíblicos para la vida cristiana


MANUAL DEL CRISTIANO
Introducción

Me propongo iniciar una nueva serie sobre los fundamentos bíblicos de la vida cristiana. Para ello he pedido permiso para poder usar como guía el libro del maestro Derek Prince, titulado: Manual del cristiano lleno del Espíritu.

Vivimos tiempos de decadencia, especialmente en Occidente, donde los pilares de la fe han sido cuestionados peligrosamente. Las naciones, antes llamadas cristianas, hoy niegan sus raíces fundacionales sobre la herencia judeocristiana, legislando contra la ley natural y la ley de Dios.

Esa influencia ha socavado los cimientos de ciertos sectores de la cristiandad que han abandonado la firmeza de la fe, edificada sobre el fundamento de los apóstoles y profetas, siendo la piedra angular, Jesucristo mismo. Como diría el apóstol Pablo: Porque vendrá tiempo cuando no sufrirán la sana doctrina, sino que teniendo comezón de oír, se amontonarán maestros conforme a sus propias concupiscencias, y apartarán de la verdad el oído y se volverán a las fábulas (2 Timoteo 4:3,4).

Resaltaré de este texto algunas cosas. En primer lugar la consciencia generalizada en el cuerpo del Mesías de que vivimos en los últimos tiempos. Un periodo distinguido por múltiples factores y señales; uno de los que menciona el apóstol en este texto es que no sufrirán la sana doctrina. Quiero poner el acento en la expresión «sana doctrina». La doctrina de Dios es sana, no doctrinaria, ni legalista, ni motivo de peleas entre hermanos. Hablamos de doctrina sana, no de intolerancia, obstinación y arrogancia para imponer a otros nuestros puntos de vista. Entiendo que la sana doctrina, saludable, se identifica por sus resultados en la vida de las personas que la reciben. Toda base doctrinal tiene el amor, la verdad y la justicia como fundamento.

Una parte de las nuevas generaciones de creyentes han crecido en medio de una ligereza insoportable haciendo concesiones a filosofías e ideologías de este mundo, de tal forma que a una endeble firmeza en la fe, se ha sumado el relativismo ante las verdades absolutas, sólidas y bien establecidas por generaciones. Por ello me ha parecido útil volver a recordarnos a nosotros mismos una buena parte de esas verdades fundamentales que son innegociables, y a la vez permiten la posibilidad de saber que hay quienes no la soportarán, ni estarán dispuestos a sufrirla, y mucho menos a luchar por ella. Pero siempre hay un remanente fiel que acepta el reto de pelear la buena batalla de la fe, y combatir ardientemente por la fe que nos ha sido dada. No para entrar en discusiones interminables, sino que con firmeza, puedan presentar defensa, con mansedumbre, de la esperanza que tenemos.

Por ello me ha parecido que el libro que usaré como base es una herramienta muy apropiada para este propósito. Iniciaré su recorrido presentando al autor, un predicador y maestro bíblico con más de 50 años de ministerio fructífero en muchas naciones del mundo, y que seguramente muchos de vosotros habréis oído de él, o leído alguno de sus libros. Os presento una semblanza de nuestro amado hermano, ya en la presencia del Señor, Derek Prince. Seguramente parte de la gran nube de testigos que tenemos a nuestro alrededor para seguir corriendo la carrera que tenemos por delante, puestos los ojos en Jesús.

Derek PrinceACERCA DEL AUTOR: Derek Prince

Nació en la India, de padres británicos. Fue educado como un erudito en griego y latín en las universidades de Eton y de Cambridge en Inglaterra, donde presidió una cátedra de Filosofía Antigua y Moderna en el King’s College, en Cambridge. También estudió hebreo y arameo en la Universidad de Cambridge y en la Universidad Hebrea en Jerusalén. Mientras prestaba su servicio al ejército británico durante la Segunda Guerra mundial, empezó a estudiar la Biblia y tuvo un encuentro con Jesucristo que transformó su vida. Tras aquella experiencia llegó a dos conclusiones. Primero, que Jesucristo vive. Y segundo, que la Biblia es un libro verídico, relevante y de actualidad. Dichas conclusiones cambiaron por completo el rumbo de su vida. Desde entonces ha consagrado su vida al estudio y la enseñanza de la Biblia. Su programa radial “Llaves para vivir con éxito” se transmite a diario en más de la mitad del planeta, e incluso es traducido al árabe, chino, croata, malgache, mongol, ruso, samoano, español y tongano. Es autor de más de 50 libros, además de 500 grabaciones de audio y 160 enseñanzas grabadas en video, muchas de las cuales han sido traducidas y publicadas en más de 60 idiomas. El don principal de Derek consiste en exponer la Biblia y sus enseñanzas de manera clara y sencilla. Puesto que no se limita a una denominación, ni tiene un enfoque parcial, sus enseñanzas resultan apropiadas y provechosas a personas de diversa procedencia racial y religiosa. Derek partió con el Señor en el año 2003.

Cita del libro “El Manual Del Cristiano Lleno Del Espíritu”

© Derek Prince Ministries International, Inc.

www.ministeriosderekprince.org

Download PDF

4 comentarios sobre “Manual del cristiano lleno del Espíritu – Introducción

  1. La sana doctrina, muchas gracias sus líneas han sido como una brisa fresca estaré encantada de seguir está enseñanza

  2. Bendiciones.
    Soy pastor y misionero de la Iglesia Presbiteriana Renovada de Madrid.
    Este libro cayo en mi mano aproximadamente hace unos 20 años y lo estudié a fondo y sigo estudiándolo hasta ahora.
    Me enamoré de toda la enseñanza del Maestro Derek Prince.
    Prácticamente tengo todos sus libros, cintas, dvd, videos, etc…los estudio a diario y los aplico en mi ministerio. Aunque pertenezco a una gran denominación a nivel mundial
    y he estudiado en varios seminarios , ninguno me ha aportado la profundidad, amor y enseñanza como lo ha hecho la enseñanza Derek Prince.
    Ahora tengo un abanico de conocimiento que me hace amar las escrituras y la oración.
    Además, un conocimiento más pleno de lo que es el amor de Dios y el amor al prójimo e incluso a mis enemigos. Me ha ayudado a pedir perdón a Dios, por muchos de mis pecados pasados, y ser limpio de la maldad que acompañaba a todos ellos.
    Aunque pertenezco a una gran denominación, diseminada por todo el mundo, que cuenta con unos 3000 pastores aproximadamente, sin contar presbíteros , mi amor por la verdad, hace que no sea llevado por tradiciones de hombres que distorsionan la verdad.
    Por lo cual, dada mi experiencia en esta doctrina, no solo la aconsejo sino que animo a que profundicen en ella y les aseguro que dará su fruto.

    • Apreciado Juan, agradezco de todo corazón tus comentarios. Los comparto plenamente. Está escrito de los “santos” que descansan de sus trabajos cuando parten con el Señor, pero sus obras con ellos siguen (Ap. 14:13); creo que es el caso de nuestro hermano Derek Prince. Que el Señor de toda gracia siga usando sus escritos en favor de muchos. Un saludo cordial en Cristo.

Deja un comentario