Jerusalén es la ciudad del gran Rey

Unesco (2)El pasado día 13 de octubre la UNESCO adoptó una resolución por iniciativa palestina para desarraigar de la ciudad de Jerusalén todo vestigio judío, de tal forma que niega haya habido un templo judío en la llamada explanada de las mezquitas, y el Muro Occidental o de las Lamentaciones, pasa a tener solamente un nombre árabe, negando su vinculación al templo antiguo.

         Varias naciones (24) de mayoría musulmana votaron a favor de esta resolución, 6 votaron en contra, y otras tantas (26) se abstuvieron, entre ellas la nuestra, España. Han corrido ríos de tinta para poner de manifiesto la arbitrariedad de esta decisión que pretende, por enésima vez, desalojar a Israel de su tierra, a través de una campaña de desprestigio internacional.

         El mundo islámico, que históricamente ha tenido poco o ningún interés en la ciudad, salvo en algunos episodios esporádicos, ha hecho desde hace años una causa especial de Jerusalén, reclamando derechos históricos y negándoselos a Israel.

        islam Veamos algunos datos. En el Corán no aparece ni una sola vez la ciudad de Jerusalén. Por su parte en la Biblia se encuentra en más de 800 ocasiones. El vínculo inicial de Mahoma con Jerusalén se debe a un supuesto viaje nocturno que hizo el profeta del islam en una misma noche, recorriendo más de 2.500 kilómetros entre ida y vuelta a lomos de su caballo Buraq. En el inicio del islam su profeta orientó el rezo hacia la ciudad judía, eran los días iniciales de su predicación en la Meca. Poco más de un año después la cambió hacía la ciudad sagrada del islam.

         Mientras Jerusalén estuvo bajo dominio del imperio otomano, fue una ciudad desatendida por los árabes, aunque sí hubo siempre diversas comunidades judías en ella. Por su parte, después de la guerra de la independencia en 1948, quedó bajo administración jordana. En ese tiempo entre 1949 y 1967 se destruyeron 58 sinagogas que había en el barrio judío; en el cementerio del monte de los Olivos se construyeron letrinas, y el Muro de las Lamentaciones quedó como un pasadizo oscuro, descuidado y lleno de basura. En definitiva, una ciudad desatendida y sin valor para los palestinos.

      
Jerusalén Jerusalén ocupa un lugar central en la Biblia

         Los profetas de Israel dejaron escrito: «de Sion saldrá la ley, y de Jerusalén la palabra del Eterno» (Isaías 2:3 y Miqueas 4:2).

         Jesús dijo de ella que era la ciudad del gran Rey (Mateo 5:35), recogiendo un texto del libro de Salmos 48:2. Se dice de la ciudad que será una piedra pesada para todos los pueblos (Zacarías 12:3).

         En esta ciudad Jesús echó del templo a los cambistas que se lucraban con el negocio religioso, convirtiendo la casa de oración en casa de mercado. Fue en ella donde enseñó a las multitudes, donde entregó su vida en rescate por muchos, donde fue levantado en una cruz para el perdón de los pecados de la Humanidad, y donde resucitó al tercer día. También fue allí donde fue elevado al cielo y a donde regresará para establecer su reino mesiánico.

         Todo ello, y mucho más, está vinculado a la ciudad de Jerusalén, un lugar sagrado para judíos y cristianos, y siglos después para los musulmanes por haber edificado en la explanada del templo la mezquita de Al-aqsa. Lugar que niegan haya existido nunca un templo judío. No hubo uno, sino dos. Y fue en ese mismo lugar donde los primeros discípulos anunciaron el evangelio, y partiendo de Jerusalén llegó a Judea, Samaria y hasta lo último de la tierra.

          El evangelioParadójicamente el mundo cristiano ha permanecido en silencio ante la resolución falaz de la UNESCO, cediendo así, una vez más, al avance del islam militante, mostrando una indiferencia vergonzosa en defensa de la fe que predica. Porque no nos engañemos, en última instancia, esa resolución viene a poner en duda las mismas bases de nuestra fe, negando el testimonio de las Escrituras.

         Esta parece ser una batalla de Israel, y lo es, pero también nuestra, la de todos los cristianos que amamos la verdad revelada. Jerusalén será un día la ciudad donde se establecerá el trono de David, y desde donde reinará el Mesías con justicia y paz. Esperamos su venida. Mientras tanto, las naciones se juntan y piensan cosas vanas, hacen resoluciones ridículas que nunca podrán torcer los tiempos y las sazones que el Padre ha puesto en su sola potestad.

Download PDF

5 comentarios sobre “Jerusalén es la ciudad del gran Rey

  1. Jerusalén esta en el corazón de Dios y en el pueblo Cristiano. Hashem guarda y lo protege de las fuerza malévolas.

    Bendiciones.

  2. Nuestras raíces cristianas están en Jerusalem. Esto es innegable. Unámonos en oración por Jerusalem. Dios se encargará de la UNESCO; Oremos también por esto. “Oirán mis oídos de los que se levantaron contra mí, de los malignos” (Salmo 92:11)

  3. Jerusalén es la ciudad del Gran Rey, la ciudad eterna. Oramos porque haya paz en este lugar. El mal no prevalecerá, Jesús venció y condeno al enemigo en la cruz, Él es el vencedor.

Deja un comentario