79 – Orando con el salmista

Orando con el salmista - PortadaSi el Señor no hubiera sido mi socorro, pronto habría habitado mi alma en el lugar del silencio… Cuando mis inquietudes se multiplican dentro de mí, tus consuelos deleitan mi alma  (Salmos 94:17,19).

         El alma humana es tan sensible que necesita un cuidado exquisito. Una de las grandes fragilidades del ser humano está ubicada en la psique, en el ámbito de nuestras emociones, pensamientos y voluntad. Estamos en el interior de la personalidad, donde escondemos una gran parte de nuestra realidad, lejos del alcance de nuestros semejantes. Escondidos, y a la vez expuestos, por la expresión del alma en forma de sentimientos, palabras y deseos. Un alma habitando en el silencio es una persona sin expresión, sin emoción, sin pasión, sin pensamientos vigorosos que alientan la voluntad y la ponen en marcha con vigor y fervor. Las inquietudes se forjan primero en lo hondo del ser, allí producen el malestar, que luego domina la actividad anímica, para atraparla en cuevas de oscuridad, paralizarla y perturbarla, llevándonos a caminos errados. Nuestro hombre ha encontrado socorro, y consuelo, en la consciencia de que el Señor es el pastor de su alma. Quién le conduce a aguas de reposo. Jesús dijo, que de lo más hondo del ser, brotarían ríos de agua viva, lo dijo del Espíritu Santo que habían de recibir los que creyeran en él. Dios consuela el alma afligida. Un día volverá a Dios que la dio (Eclesiastés 12:7), pero hoy, nuestra alma necesita ser pastoreada por aquel que sabe consolarla y guiarla.

         Padre celestial, todas las almas son tuyas, y todos necesitamos tu consolación y socorro. Socorre el alma de Israel como pueblo, y a España, nuestra nación, en el nombre del Buen pastor. Amén.

Download PDF

Un comentario sobre “79 – Orando con el salmista

  1. Hubiera yo desmayado, si no creyese que he de ver la bondad de Jehová en la tierra de los vivientes. Salmos 27

    Que el Señor bendiga tu camino y los deseos de tu corazón lleguen a las almas que Dios ha preparado de ante manos

Deja un comentario