45 – Orando con el salmista

Orando con el salmista - PortadaEcha sobre el Señor tu carga, y El te sustentará; El nunca permitirá que el justo sea sacudido   (Salmos 55:22).

Jesús dijo: Venid a mi todos los que estáis trabajados y cargados y yo os haré descansar. El llamamiento del salmista tiene el mismo mensaje, venir al Señor y echar  nuestra carga, Él nos sustentará. Es la misma fe. Es el mismo Dios. La carga del pecado es el peso que nos asedia y envuelve tan fácilmente para impedirnos avanzar en los propósitos de Dios. La carga de la culpabilidad, la condenación, y la fatiga de las relaciones personales rotas, son un peso abrumador que tantas veces nos perturba y frena. Pero podemos echarlas sobre el Fuerte de Jacob, la Roca, el Todopoderoso. Confesarlas y quedar libres, ligeros, y andar en el Espíritu llevando mucho fruto para gloria de Dios. La fe del justo le dice que Dios no permitirá que sea sacudido. El diablo golpea, pero no nos derriba, cuando estamos unidos con el que sustenta todo el Universo. La palabra de su poder nos guardará también a nosotros.

Padre, echamos nuestras cargas sobre ti, porque tú tienes cuidado de nosotros. Gracias por perdón y salvación para Israel y España. Amén.

Download PDF

Deja un comentario