35 – ORANDO CON EL SALMISTA

Orando con el salmista - PortadaSeñor, hazme saber mi fin, y cuál es la medida de mis días, para que yo sepa cuán efímero soy  (Salmos 39:4).

No es nada nuevo preguntarse por el sentido que tiene nuestra vida. Las filosofías modernas de autorrealización personal, búsqueda de la felicidad, o darle sentido práctico a nuestra existencia, siempre han constituido un desafío para filósofos, poetas o teólogos. El salmista también se lo pregunta, pero al hacerlo acude a la Fuente de toda existencia, al Creador y Hacedor de todas las cosas. Es legítimo preguntar al Señor por el propósito de nuestras vidas. Podemos vivir sabiendo que hay fin para toda obra, recordar que somos efímeros y por tanto prescindibles. Aunque todos nacemos para morir, vivimos ignorando nuestra realidad temporal. Nos afanamos y turbamos en muchos quehaceres, necesarios en su mayoría, pero postergando indefinidamente la imparable llegada del fin. La práctica de la oración constante dirigida al Eterno nos ayudará a comprender nuestra finitud y Su inmortalidad. Así podemos orar con Moisés: Enséñanos a contar de tal modo nuestros días, que traigamos al corazón sabiduría (Salmos 90:12).

Eterno Dios, haznos conscientes de nuestras limitaciones y danos sabiduría para vivir el tiempo que nos queda agradándote en todo. Amén.

Download PDF

Un comentario sobre “35 – ORANDO CON EL SALMISTA

Deja un comentario