32 – ORANDO CON EL SALMISTA

Orando con el salmista - PortadaMas la salvación de los justos viene del Señor; El es su fortaleza en el tiempo de la angustia  (Salmos 37:39).

No podemos comprar la salvación. La salvación pertenece a nuestro Dios (Apocalipsis 7:10). Ser hechos justos es parte esencial de la salvación que viene del Señor. Nuestra justicia es Cristo. Su redención ha hecho posible una nueva naturaleza justa en nosotros. Esa es la base de nuestra aceptación. Dios nos ha aceptado en Cristo. Nosotros debemos saber y fundamentar nuestras vidas sobre esta verdad libertadora: somos justos. No por nuestra justicia. La deuda era imposible de –pagar, Cristo pagó por nosotros. Mas por obra de Dios estamos nosotros en Cristo, el cual se hizo para nosotros… justificación… para que como está escrito: el que se gloríe, que se gloríe en el Señor (1 Corintios 1:30,31). Por tanto, El es nuestra fortaleza en el tiempo de la angustia. Los justos saben que su salvación, en todo tiempo, viene del Señor.

Te alabamos, Dios del cielo y de la tierra, porque escondiste estas cosas de los sabios y las revelaste a los niños, así te agradó. Gracias.           

Download PDF

Deja un comentario