25 – Orando con el salmista

Orando con el salmista - PortadaHe aquí, los ojos del Señor están sobre los que le temen, sobre los que esperan en su misericordia, para librar su alma de la muerte, y conservarlos con vida en tiempos de hambre. Nuestra alma espera al Señor; El es nuestra ayuda y nuestro escudo; pues en Él se regocija nuestro corazón, porque en su santo nombre hemos confiado. Sea sobre nosotros tu misericordia, oh Señor, según hemos esperado en ti  (Salmos 33:18-22).

Aunque el Rey del Universo observa a todos los hombres y conoce todas sus obras, su mirada es atraída especialmente sobre los que le temen, los que esperan en su misericordia, los que creen en su ayuda, los que se regocijan al tener puesta la confianza en su Omnipotencia. Viven confiados porque conocen la misericordia de Dios en medio de cualquier circunstancia movible que les afecte, porque han puesto su esperanza en el Hacedor y Sustentador de todas las cosas. Estos son los hijos del reino eterno, que se han sometido a su voluntad, y han invocado su nombre en la tierra.

Dios de Abraham, Isaac y Jacob, en ti están nuestra confianza y esperanza. Ayuda a Israel y a nuestro país en los tiempos de hambre y muerte, en el nombre de Jesús. Amén.

 

Download PDF

Deja un comentario