24 – ORANDO CON EL SALMISTA

Orando con el salmista - PortadaEl Señor mira desde los cielos; El ve a todos los hijos de los hombres. Desde el lugar de su morada El observa a todos los habitantes de la tierra; El, que modela el corazón de cada uno de ellos; El, que todas las obras de ellos entiende  (Salmos 33:13-15).

¡Increíble! Alto es, no lo puedo comprender. Tal entendimiento es demasiado elevado para una mente mortal. ¿Cómo llegó el salmista a saber y tener esta certeza del conocimiento que Dios tiene del hombre? La respuesta debemos encontrarla en que ninguna profecía de la Escritura es asunto de interpretación personal, pues ninguna profecía fue dada jamás por un acto de voluntad humana, sino que hombres inspirados por el Espíritu Santo hablaron de parte de Dios (2 Pedro 1:20-21). Nada escapa a su observación. Su Omnipresencia es asumida por el cantor del salmo como algo natural, absoluto. La creación no es resultado del azar. El hombre es observado por el Creador y tendrá que rendir cuentas de sus actos. Su corazón es modelado para cumplir el propósito soberano de su Hacedor. Y las iniciativas propias de la voluntad del hombre son entendidas por el Rey del Universo.

Soberano Dios, ante ti vivimos, nos movemos y somos. Moldea, Señor, nuestras vidas para que hagamos siempre tu voluntad. Amén.

Download PDF

Deja un comentario