210 – El reino mesiánico

El reino mesiánicoLos profetas de Israel (XCVII) – Zacarías (1)

En el octavo mes del año segundo de Darío, vino palabra de YHVH al profeta Zacarías hijo de Berequías, hijo de Iddo, diciendo: (Zacarías 1:1)

         Hageo y Zacarías, además de contemporáneos, son profetas de la restauración. Exhortaron al pueblo que había regresado de Babilonia para cobrar ánimo en la reedificación del templo; pero su profecía tiene un alcance mayor.

El libro de Zacarías es uno de los que más se menciona en el Nuevo Testamento, alrededor de cuarenta veces. Nacido seguramente en Babilonia, nuestro profeta, además de este ministerio, era sacerdote, como ocurre en algunos otros. Su profecía se inicia alrededor del año 520 a.C. y el tiempo que duró su ministerio fue de unos cuatro años.

Zacarías significa «El Señor recuerda». El Dios de Israel no había olvidado a su pueblo aunque habían pasado setenta años de cautiverio en tierra extraña. La palabra de Dios contiene tiempos de vivificación cuando cobra vida de nuevo activando  nuevamente el plan orquestado. Era tiempo de regresar y edificar. El pacto hecho con Abraham y su descendencia seguía vigente, y uno de sus aspectos esenciales tiene que ver con la tierra que el Señor prometió a su amigo, donde regresarían una vez consumado el juicio por la desobediencia.

En este libro nos encontramos con mensaje proféticos acerca del Mesías venidero en su primera y segunda venida. En cuanto a la primera aparece la entrada del Mesías en Jerusalén cabalgando sobre un asno (9:9). Se menciona que sería vendido por treinta monedas de plata (11:12,13). Se anuncia  su muerte como pastor herido (13:7). También se reseña su regreso al monte de los Olivos (14:4). Y muchas otras profecías acerca del reinado milenial (14:9) que iremos viendo en los próximos capítulos.

En el primer capítulo vemos ya algunos indicios que apuntan lo que será una constante a lo largo de todo su contenido: el alcance de su mensaje supera los días del autor y llega hasta el retorno del Mesías. Así ha dicho YHVH: Yo me he vuelto a Jerusalén con misericordia; en ella será edificada mi casa… Clama aún, diciendo: Así dice YHVH de los ejércitos: Aún rebosarán mis ciudades con la abundancia del bien, y aún consolará YHVH a Sion, y escogerá todavía a Jerusalén (1:16,17).

Es evidente que en los días de Zacarías vieron una parte de esta restauración de la ciudad que el Señor había escogido para poner en ella su nombre; pero la dimensión más amplia está reservada para los días de abundancia y consolación que en plenitud pertenecen a la era mesiánica (Is.40:1).

         Zacarías es uno de los profetas que con más profusión nos habla de las dos venidas del Mesías. Su mensaje tiene un alcance local y universal.

Download PDF

Deja un comentario