109 – El reino mesiánico

El reino mesiánicoEn los Salmos (XIX) – YHVH reina

Decid entre las naciones: YHVH reina. También afirmó el mundo, no será conmovido; juzgará a los pueblos en justicia… delante de YHVH que vino; porque vino a juzgar la tierra. Juzgará al mundo con justicia, y a los pueblos con su verdad  (Salmos 96:10-13)

         A continuación veremos un mensaje que se repite de forma reiterada en los salmos 96,97 y 98: YHVH reina. ¿Quién es YHVH? Este es el nombre con el que el Señor se dio a conocer a Moisés cuando se le apareció en la zarza. Ante la pregunta de con qué nombre se presentaría delante de faraón para que dejara salir a su pueblo, la respuesta que recibió fue: YO SOY EL QUE SOY. Y dijo: Así dirás a los hijos de Israel: YO SOY me envió a vosotros. Además dijo Dios a Moisés: Así dirás a los hijos de Israel: YHVH, el Dios de vuestros padres, el Dios de Abraham, Dios de Isaac y Dios de Jacob, me ha enviado a vosotros. Éste es mi nombre para siempre; con el que se me recordará por todos los siglos (Ex.3:14,15).

Por otro lado, venimos viendo ampliamente que el Rey que vendrá a reinar en Jerusalén es el Mesías anunciado por los profetas, por tanto, debemos concluir que YHVH es Jesús. Estamos ante una evidencia clara de la divinidad del hijo de David. Los fariseos no entendían la pregunta que el mismo Maestro les hizo cuando dijo: ¿Qué pensáis del Cristo? ¿De quién es hijo? Le dijeron: de David. Él les dijo: ¿Pues cómo David en el Espíritu le llama Señor, diciendo: dijo el Señor a mi Señor: siéntate a mi derecha, hasta que ponga a tus enemigos por estrado de tus pies? Pues si David le llama Señor, ¿cómo es su hijo? Y nadie le podía responder palabra (Mt.22:41-46).

Encontramos muchas referencias en la Escritura en las que YHVH se refiere a Jesús, el Mesías que ya vino y volverá para reinar sobre el trono de David. Ahora el salmista lo declara alto y claro: decid entre las naciones: YHVH reina… vino a juzgar la tierra, juzgará al mundo con justicia, y a los pueblos con verdad. Y continúa: YHVH reina; regocíjese la tierra… justicia y juicio son el cimiento de su trono… Oyó Sion y se alegró (97:1-9).

La proclamación continúa en el salmo 98. A vista de las naciones ha descubierto su justicia… todos los términos de la tierra han visto la salvación de nuestro Dios… Cantad alegres… levantad la voz… aplaudid, cantad salmos… delante del rey YHVH… delante de YHVH, porque vino a juzgar la tierra. Juzgará al mundo con justicia, y a los pueblos con rectitud (98:1-9). Y sabemos que el que vendrá a Sion a reinar sobre todos los pueblos es Yeshúa. YHVH es el Señor y Rey.

         La divinidad de Jesús es indudable en el mensaje del salmista que anuncia el reinado de YHVH, identificando a Yeshúa con el Dios de Israel.

Download PDF

Deja un comentario